Recuperando el agua

noviembre 1, 2017

México cuenta con el 1% de agua dulce del mundo y es árido en dos terceras partes de su territorio. Es importante saber cómo obtenemos, manejamos y utilizamos el agua para aprovechar al máximo este recurso previniendo futuras crisis.

En el 2030, más de la mitad del crecimiento poblacional total ocurrirá en las regiones hidrológico-administrativas (RHA): IV, VI, VIII y XIII, las cuales cuentan ya con poca disponibilidad del recurso. En contraste, las cuatro RHA con menor crecimiento total (II, III, V y VII) presentan solamente el 12% del crecimiento de dicho periodo.

La Ley de Aguas Nacionales, a través del punto XV del Artículo 14 BIS 5, establece que “la gestión del agua debe generar recursos económicos y financieros necesarios para realizar sus tareas inherentes, bajo el principio de ‘el agua paga el agua’, conforme a las Leyes en materia”.

Los Objetivos y Metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por las Naciones Unidas, entraron en vigor el 1 de enero de 2016, y debemos guiarnos con estos para tomar decisiones respecto al manejo del agua durante los próximos 15 años.

Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

Dentro de este objetivo, las metas 6.3, 6.4 y 6.a, indican:

Eliminar el vertimiento y minimizar la emisión de productos químicos y materiales peligrosos.

Reducir a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentar considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos.

Ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, desalinización, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización.

La única solución para cumplir con los compromisos internacionales estipulados en la Agenda 2030 es la inversión en tecnologías de tratamiento de aguas residuales, potabilización y reuso del recurso, puesto que en 2030 la cantidad de agua por persona se reducirá en un 12% debido al aumento poblacional. Si queremos que el agua siga siendo para todos, es necesario poner manos a la obra.

 

 

Conagua. (2016). Estadística del Agua en México. Recuperado de http://201.116.60.25/publicaciones/EAM_2016.pdf
Conagua. (2016). Numeragua. Recuperado de http://201.116.60.25/publicaciones/Numeragua_2016.pdf
Naciones Unidas. (2015). Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. 
Recuperado de http://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/70/L.1&Lang=S

 

Facebook Comments
A %d blogueros les gusta esto: