2021
ESTUDIOS MÉXICO Reportajes

Recibe Indira Vizcaíno el gobierno de Colima en penosas condiciones - Noviembre 2021


Ignacio Peralta Sánchez, abanderado priista quien recién entregó la administración del estado de Colima el pasado 31 de octubre del presente año, ha dejado la entidad según la apreciación de los ciudadanos en penosas condiciones.


La percepción de la población en cuanto a su desempeño no fue positiva, ubicándose por 1 año entre los últimos 10 a nivel nacional en aprobación ciudadana, y en el mes de septiembre con un porcentaje del 12.8%


En cuanto a la seguridad, los servicios y actores relacionados con este sector fueron desaprobados por el 87.9%, razón por la cual tal vez el 81.9% de la ciudadanía se siente insegura de vivir en su entidad.


Adicionalmente, los ciudadanos de Colima no tenían la certeza de que el ex gobernador fuese honesto, por lo tanto, su porcentaje de credibilidad resultó débil de igual manera.


Se mantuvo bajo durante los últimos meses de mandato, ubicándose en esta nueva evaluación en el último lugar de credibilidad a nivel nacional con el 94.8% del pueblo colimense en incertidumbre, pues expresaron creer que miente.


Un factor de importante atención para la ahora gobernadora del estado de Colima Indira Vizcaíno Silva, será sin duda el reforzamiento de la seguridad pública.


La líder de morena ha expresado que su gobierno tendrá como objetivo atender las causas de la desigualdad, combatir la corrupción y hacer un gobierno austero que genere bienestar.


En el tema de corrupción, la población de Colima cree que Vizcaíno puede resolver el problema, 64% de la entidad, considera capaz a la morenista en dicho sector.


El 69.2% del estado se ha mostrado satisfecho con los resultados de la elección, colocando a Indira en el tercer peldaño de aceptación con respecto a las elecciones para gobernadores de este año.


Además, se ha arrojado que 82.3% de la ciudadanía de Colima percibe la relación cercana entre la gobernadora y su colega partidista el presidente, Andrés Manuel López Obrador, como un posible efecto positivo para el estado.